EL PATINADOR DE HIELO MEXICANO

Foto : cortesía Twitter / balón cuadrado

+Historia del mexicano Donovan Carrillo

+De patinar en centros comerciales a meterse, ahora, a la élite mundial de la especialidad

+Será uno de los cuatro atletas de su país que competirán en Beijing

+ Le dijeron que eso no era varonil, calificándolo de “un gay”

+Y, sin conocerlo, recibió una artillería de insultos en redes sociales 

+Dio una lección de tolerancia

Ciudad de México, 5 de febrero (BALÓN CUADRADO).– A los 16 años, Donovan Carrillo saltó a la fama abruptamente. No fue por sus gráciles movimientos sobre la pista de hielo. Fue por la homofobia que también rayaba en la ignorancia. Carrillo, patinador mexicano, recibió la peor cara de las rabiosas redes sociales por competir con la canción de Hasta que te conocí de Juan Gabriel, icónico compositor y cantante homosexual, que en agosto próximo cumplirá un lustro de muerto.

El joven quería honrar a su madre, fiel escucha del músico, en 2016. Le dijeron que eso no era varonil, calificándolo de “un gay” y una artillería de insultos sin conocerle.

El deportista mexicano dio una lección de tolerancia.

“Me enfurece que vean la palabra gay como una burla o un insulto a mi esfuerzo”, escribió en esos años. El suceso fue un motor para que el esbelto atleta no renunciara a meterse a unos Juegos Olímpicos de Invierno. En 2022 está a punto de debutar en estos juegos cuatrienales.

Una parte de Hasta que te conocí,  narra en una estrofa:

Hasta que te conocí
Vi la vida con dolor
No te miento fui feliz
Aunque con muy poco amor
Y muy tarde comprendí
Que no te debía amar
Porque ahora pienso en ti
Más que ayer, mucho más

Carrillo (Zapopan, Jalisco, 22 años) no claudicó.

Ni siquiera por el hecho de que en México no hay instalaciones de alto rendimiento dedicadas a los patinadores sobre hielo. El joven, potenciado por su talento y la perseverancia de sus padres, empezó a entrenar en las pistas heladas de los centros comerciales. A los 12 años dejó Guadalajara para mudarse a León, Guanajuato, para vivir solo y entrenar.

“Mis visitas con él eran cada semana. Cada vez que lo veía en la pista, me abrazaba y lloraba. Los dos llorábamos. Me regresaba llorando en el autobús, sabía que me necesitaba porque era todavía un niño”, cuenta a El País Diana Suazo, madre del deportista. En el hielo de la arena ICE Sport Center Carrillo entrenaba aún cuando la pista estaba abierta para el público en general.

Es decir, tenía que practicar sus rutinas mientras había grupos de amigos intentando no perder el equilibrio.

El patinador mexicano creció en una familia donde el deporte es casi una religión. Sus padres son profesores de educación física e impulsaban a que sus cuatro hijos practicaran alguna disciplina. Carrillo practicó clavados y gimnasia antes de dar el salto al hielo.

“Las mensualidades sí eran caras, pagábamos pesos por cada Donovan y su hermana Dafne, además de las clases que cobraban en 250 por hora”, refiere Diana Suazo.

“Tocamos puertas como no tienes idea. Nos dedicábamos a ir a fábricas, empresas o complejos deportivos para buscar apoyos. Me decían que no podían apoyarlo porque no era un deporte competitivo en México”, agrega.

“Siempre ha habido comentarios homofóbicos en contra de mi hijo. Hay gente que no tiene la cultura del deporte, no entienden el patinaje artístico”, dijo su padre, Adolfo Daniel Carrillo, a este periódico en 2016.

“Había gente que nos cuestionaba: ¿Por qué llevan a su hijo a un deporte de niñas? A palabras necias, oídos sordos. Tuvimos que hablar con Donovan para decirle que cada quien hace lo que le gusta”, cuenta la mamá.

La adrenalina de tener unas cuchillas en los pies y deslizarse sobre el hielo a toda velocidad, sin perder el equilibrio, hechizó al joven. Tras el boom de 2016 con tintes de Juan Gabriel, Carrillo peleó para meterse a los Juegos Olímpicos de Invierno.

“Le doy tantas gracias a Juan Gabriel, mi ídolo, que nos ayudó de esta manera con su canción”, menciona la señora Suazo. En abril de 2021 logró su pase a la competencia de élite tras competir en el Campeonato Mundial en Estocolmo, Suecia.

Terminó en el lugar 20, oro puro para un país que no se especializa en el deporte invernal. México no tenía un patinador en unos Juegos en más de 30 años.

El sello de Carrillo es lucir trajes de competencia brillantes y, en especial, con dedicación a México. “Siempre intento resaltar la cultura mexicana”, contó en una entrevista para Olympics. De charro hasta todo un vestuario para honrar los danzones mexicanos. Para su competencia, en programa corto, usará Black Magic Woman de Carlos Santana.

Para su programa libre tendrá Perhaps, perhaps, perhaps de Daniel Boaventura y Carlos Rivera, Sway de Dean Martin y María de Ricky Martin.

“Al ser mis primeros Juegos lo que me quiero traer es experiencia como deportista, el tener la oportunidad de competir en la máxima justa de competencias es algo que te marca y, por ello, mi principal objetivo es lograr mis mejores presentaciones”, contó Carrillo a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

A él se le unen Jonathan Soto, esquiador de fondo; Sarah Schleper y Rodolfo Dickson, en esquí alpino, para representar a México en Beijing.

Carrillo presume una fotografía en su Instagram con Javier Fernández, el patinador español que conquistó el Mundial en 2015 y 2016, uno de sus mayores referentes.

“Se tiene planeado hacer un programa con dificultad alta. En las prácticas hemos tenido buenos resultados, ya en este punto es cuestión de nada más hacer nuestro trabajo. Al ser un deporte individual todo depende de uno mismo y no de lo que hagan los demás”, contó Carrillo, quien viajó a Europa para su preparación.

El mexicano, enfundado en un uniforme que presume la tradición del Día de Muertos, fue el abanderado de su país para las competencias en China.

Las restricciones de la pandemia impidieron que la familia acompañara al patinador. La estabilidad de sus tobillos y la potencia de sus piernas, además de la agilidad, quieren deslumbrar en Beijing.

Donovan Carrillo, el chico del país sin hielo, saldrá a escena.

(Con información del diario El País)

Horario de competencia de Donovan Carrillo

Donovan Carrillo competirá en el programa corto el 8 de febrero a las 9.30 (hora local), las 19.30 horas del lunes 7 de febrero (hora del centro de México). Para pasar a la siguiente ronda deberá meterse entre los 24 mejores patinadores. El programa largo se realizará el 10 de febrero a las 9.30 (hora local), las 19.30 del centro de México.

INFORMACIÓN : JESÚS YAÑÉZ / BALÓN CUADRADO

FOTO . CORTESÍA TWITTER / BALÓN CUADRADO

Compártenos en tu redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.